La responsabilidad social es un término que se refiere al compromiso de los miembros de una sociedad (individuos o miembros de un grupo), para con la sociedad en su conjunto.

El concepto introduce una valoración que puede ser tanto ética como legal, etc. Y se diferencia de la responsabilidad política porque no se limita a la valoración del ejercicio del poder a través de una autoridad estatal.

La responsabilidad social representa la teoría ética o ideología de que una entidad (gobierno, corporación, organización o individuo) tiene una responsabilidad hacia la sociedad. Que puede ser “negativa”, significando que hay responsabilidad de abstenerse de actuar (actitud de “abstención”) o “positiva”, significando que hay una responsabilidad de actuar (actitud proactiva).

El ser humano por necesidad, se debe relacionar con otros y para ello debe cumplir una serie de reglas de comportamiento, dependiendo del lugar y el tiempo en el que se encuentre; estas obligaciones que cada individuo debe cumplir con los demás se les denomina responsabilidades sociales.

Algo de Historia

La idea de que los individuos tengan una responsabilidad para su sociedad se remonta a los filósofos griegos y el sistema romano de legalidad.

En la actualidad la responsabilidad social se considera un concepto normativo no obligatorio o “ley blanda” (sin la fuerza de la ley), tales como los plasmados en algunos acuerdos internacionales, por ejemplo, la “Declaración universal sobre Bioética y Derechos Humanos” adoptada por la UNESCO​ etc.

Esto ha dado origen no solo a diferentes tentativas o percepciones “sectoriales” de establecer mecanismos de «responsabilidad social” sino a nuevas propuestas acerca de las implicaciones institucionales del concepto, como muestra la imágen de abajo.

El papel de las Naciones Unidas

En el año 2015 más de 150 líderes mundiales junto al Papa Francisco se dieron cita en la Cumbre de Desarrollo Sostenible de NYC durante la que adoptaron una agenda hacia los próximos 15 años. Allí se aprobaron 17 nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con 169 metas, que no solo rigen para los países en desarrollo, sino para todos.

¿En qué consisten los Objetivos de Desarrollo Sostenibles?

Para profundizar en cada uno de estos objetivos y conocer sus metas haga click en la imágen.

Responsabilidad social para la salud

La responsabilidad social para la salud se refleja en las acciones del sector público como privado, para establecer políticas y prácticas que promuevan y protejan la salud. Estas deben evitar perjudicar la salud de los individuos; proteger el medio ambiente y garantizar el uso sostenible de los recursos; restringiendo la producción y el comercio de productos y sustancias perjudiciales y desalentando la comercialización de productos y servicios nocivos para la salud; protegiendo al ciudadano en el Mercado y al individuo en el lugar de trabajo, e incluyendo evaluaciones del impacto sanitario centradas en la equidad como parte integral del desarrollo de las políticas.

En Nuevos Alimentos adherimos a la clasificación de áreas de «responsabilidad» definidas en el Modelo MƐT® ya que estas son observadas desde la perspectiva de los individuos y las organizaciones y se integra con el trabajo de «desarrollo de la conciencia organizacional» que estamos trabajando junto a otras empresas del grupo:

Responsabilidad penal y Responsabilidad jurídica
Responsabilidad civil y Concepto Japonés deMottainai
Economía solidaria (trabajo autogestionado)
Banca social
Ciudad justa
Responsabilidad moral
Responsabilidad política
Responsabilidad social corporativa
Responsabilidad ambiental
Impuesto de solidaridad intelectual

Para conocer más acerca de este Modelo contactar al Dr Fabián Sorrentino.

Entradas Relacionadas