En este área de educación alimentaria y nutricional (EAN) estaremos compartiendo diversos artículos y recursos con el fin de asistir a las personas, grupos y/o comunidades a mejorar sus prácticas y comportamientos alimentarios de manera sostenible. Los mismos estarán clasificados en esta estructura:

Artículos Generales > Tendencias en Alimentación > Superalimentos > Alimentos Funcionales|

La Educación Alimentaria permite y busca el cambio social con un enfoque basado en los alimentos, integrando a múltiples actividades, tales como: sesiones de grupo, consejería, campañas, huertos escolares pedagógicos, demostraciones, ferias alimentarias y creación de alianzas con tomadores de decisión, entre otros.

Programa de Educación Alimentaria y Nutricional en Argentina

Previsto en la Ley Nacional 25.724/2003 que promueve el desarrollo de hábitos saludables permanentes para la producción, selección, compra, manipulación y utilización biológica de los alimentos mediante la educación alimentaria nutricional.

Las actividades que comprende el programa están orientadas a acercar a las personas información confiable y garantizar su derecho a elegir los alimentos que le sean sanos, inocuos, nutritivos, variados, diversos y culturalmente apropiados. Sus objetivos son:

  1. Mejorar la calidad de vida de todos las y los habitantes del territorio nacional.
    .
  2. Generar espacios para compartir y poner en valor las prácticas de cuidado alimentario, proponiendo revalorizar la mesa familiar y reflexionar sobre los grupos de alimentos, sus características y recetas; abriendo posibilidades de aprendizaje, construcción y transmisión de saberes en las familias, sus comunidades y entre comunidades.

Componentes y o Productos

La Educación Alimentaria Nutricional es un proceso dinámico a través del cual los individuos, las familias y su comunidad adquieren, reafirman o cambian sus conocimientos, actitudes, habilidades y prácticas, actuando racionalmente en la producción, selección, adquisición, conservación, preparación y consumos de los alimentos, de acuerdo a sus pautas culturales, necesidades individuales y a la disponibilidad de recursos en cada lugar. En este sentido, las actividades que comprende el programa están orientadas a acercar a las personas información confiable y garantizar su derecho a elegir los alimentos que le sean sanos, inocuos, nutritivos, variados, diversos y culturalmente apropiados.

Para su implementación, el programa impulsa en diferentes provicias diversas propuestas de formación, a través de la comunicación comunitaria, el teatro, la música, talleres y otras experiencias con el arte que recuperen los saberes y experiencias de las propias familias y promuevan prácticas saludables y solidarias. En este marco, se generan espacios para compartir y poner en valor las prácticas de cuidado alimentario, proponiendo revalorizar la mesa familiar y reflexionar sobre los grupos de alimentos, sus características y recetas; abriendo posibilidades de aprendizaje, construcción y transmisión de saberes.

De esta manera, se busca profundizar acciones de educación alimentaria nutricional que impacten sobre las prácticas personales, familiares, institucionales y comunitarias. Se brindan herramientas para que las personas puedan elegir adecuadamente sus alimentos, teniendo en cuenta una diversidad de factores económicos, nutricionales, culturales y afectivos.

Población Objetivo

Familias con niños menores de 14 años, embarazadas, personas con discapacidad y adultos en condiciones socialmente desfavorables y de vulnerabilidad nutricional. También actores institucionales y comunitarios, equipos técnicos provinciales y municipales, organizaciones de la sociedad civil, promotores del programa Pro-Huerta.

Una compilación de Fabián Sorrentino. Nuestras fuentes para este artículo: FAO, CELAC. Más información: Plan Nacional de Seguridad Alimentaria.

Entradas Relacionadas